El guirigay de Ciutadans Primero reprueban a Rivera y luego lo consagran

El guirigay de Ciutadans

Primero reprueban a Rivera y luego lo consagran JESÚS NIETO

Albert Rivera, presidente de la formación Ciutadans,

ha sido reelegido por el congreso de su formación y regirá,

 por tanto, una nueva dirección que estará conformada

totalmente por personas de su absoluta confianza y sin la

 presencia de ningún miembro del sector crítico.

 Pese a que a finalmente las candidaturas fueron votadas

 por el método de listas abiertas, los veinte nombres

presentados por Rivera han arrasado y han dejado sin poder

 alguno a los integrantes de la candidatura

alternativa con Luis Bouza-Brey a la cabeza.

 Los resultados se conocieron tras un recuento que ha durado

cerca de tres horas, algo que exasperó los ánimos de muchos

delegados al congreso de Ciutadans en L´Hospitalet.

 Rivera obtiene una victoria aplastante, a pesar de que en el pleno del

congreso del sábado se reprobó su informe de gestión.

Victoria continuistaLa victoria de Albert Rivera, referente de la línea

 continuista de la joven formación catalana,

 se produce tras una asamblea general celebrada este fin

 de semana, en la que se reprobó el informe de gestión de la

 ejecutiva y el informe del consejo general del partido

 que preside y presidirá Rivera. La tensión ha sido la

 clave en el congreso de Ciutadans, que debatía su futuro,

 bien como una fuerza política catalana o bien como un partido estatal.

 Varias fuerzas antagónicas se enfrentaron en el congreso

 del nuevo partido catalán, por una parte los continuistas de

Albert Rivera, el sector crítico de Bruza –Brey con el respaldo de

los boadellas, y la línea de centro-izquierda encabezada

por Antonio Robles. Estrategia palaciega de listas cerradas

Las listas cerradas, defendidas por Rivera, habrían implicado

 que la candidatura ganadora se llevase en bloque todos los

 puestos de la dirección, que tendría así una composición más

 homogénea pero que excluiría de la cúpula a los sectores

derrotados, aunque finalmente Rivera consiguió el mismo

efecto con el dictamen de los comicios internos.

El sector de Arcadi amenazó con la escisión Las espadas

 estuvieron en alto en todo momento en el plenario de

 Ciutadans, donde la candidatura encabezada por Luis Bouza-Brey,

 y que tiene el apoyo de Boadella o Arcadi Espada,

había amenazado con el abandono del partido,

tras la aprobación de una enmienda al programa ideológico del partido

 que lo hubiera definido como organización de ‘centro-izquierda’.

Las negociaciones previas al congreso Desde el equipo de Rivera

se rechazó el sábado pacto alguno con el sector crítico

si éste no retiraba la exigencia de que Rivera no se

presentara a la reelección. Las negociaciones comenzaron

 el pasado viernes, en las horas previas al congreso.

En estas negociaciones participaron actores de la línea oficial,

cercana a Albert Rivera; representantes de la línea crítica “Regeneración democrática”, con la candidatura de Luis Bouza-Brey y el respaldo del núcleo intelectual y fundador de Ciutadans de Catalunya: Arcadi Espada, Boadella

 y Xavier Pericay. También tomaron parte de la negociación

algunos miembros de la corriente “izquierdista”, cercanos a Antonio Robles.

La clave de la definiciónFrancesc de Carreras consiguió, con su

 enmienda, la supresión del ideario hasta ahora vigente en la formación por

 uno “más breve, claro y sistemático” sobre el que se podían

 presentar enmiendas parciales, aunque no a la totalidad.

 El ideario salido, además de mantener el nombre del partido,

 determina que debe sostenerse en varios pilares básicos de actuación,

entre ellos la defensa de los derechos individuales,

 la de los derechos sociales y el Estado de bienestar,

la defensa del Estado de las autonomías con un modelo

 cerrado “constitucionalmente para que no quede en manos

de los nacionalistas”. También este nuevo ideario apuesta por “la defensa de la tecnocracia y la regeneración democráticas

“.El sector críticoSin embargo, para la cabeza del sector crítico,

 Bouza-Brey, el modelo de “centro-izquierda ” que finalmente se ha adoptado es excluyente y va en contra del espíritu original de Ciutadans,

 que abogaba por un espacio lo más amplio posible”. La clave está en la definición del partido como de “centro-izquierda no nacionalista”, como aboga

 Francesc de Carreras y que, aún siendo aprobada en la ponencia,

provocó la negativa de los críticos, quienes querían

 introducir el término liberal para abarcar con un espectro más amplio en política.

La alargada sombra de SavaterPese a las tremendas

discrepancias en el congreso de este fin de semana en

L´Hospitalet, todos los miembros convinieron en que la

figura de Savater y el partido surgido de su plataforma,

Basta Ya, será clave para el crecimiento del partido y su futuro. 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s