Rosa Díez abandona las filas del PSOE para poder defender con «más libertad» sus ideas

 

Rosa Díez abandona las filas del PSOE para poder defender con «más libertad» sus ideas

Confirma la entrega de su acta de eurodiputada y su incorporación al partido que «¡Basta Ya!» presentará el 29 de septiembre en Madrid – Rajoy asegura que su marcha demuestra que Zapatero «no es una persona de fiar»

 

Iker Moneo

BILBAO- «Me voy del PSOE para poder defender con más libertad y eficacia las ideas por las que me afilié hace 30 años al partido». Con estas palabras la hasta ahora eurodiputada socialista , Rosa Díez, explicó su salida del PSOE y la renuncia a su escaño en el Parlamento europeo. Rodeada de una gran expectación mediática, la veterana dirigente vasca compareció en el hotel Ercilla de Bilbao para confirmar una decisión que formalizó el miércoles y que toma ahora después de «tres años» de discrepancias con la senda iniciada por José Luis Rodríguez Zapatero al constatar la inutilidad que supone defender «desde dentro» el programa socialista.
   Con la intención de seguir defendiendo los valores que ahora considera «incompatibles» con su militancia socialista y que le han valido duras críticas en el seno del que ha sido su partido, Rosa Díez anunció que se incorpora al proyecto político que impulsa el filósofo Fernando Savater desde la plataforma cívica Basta Ya y cuya presentación oficial se realizará el 29 de septiembre en Madrid.
   Rosa Díez aseguró que la grieta que ha terminado por resquebrajar su pertenencia al PSOE ha surgido por «cumplir con el programa socialista» -con el que se presentó a las pasadas elecciones- en cuestiones como el modelo de Estado y la política antiterrorista. Y puso como ejemplo la deriva nacionalista del presidente Zapatero, a quien acusó de haber pactado un diseño de Estado «con unos partidos que no creen en el Estado Constitucional español». «Siempre he defendido y practicado las ideas tradicionales del PSOE, pero ha llegado un punto en que considero inútil hacerlo dentro del partido», argumentó. Rosa Díez lo tiene claro. Ante la tesitura de obedecer a las exigencias de la formación o de cumplir el compromiso adquirido con quienes le han dado su voto, «los ciudadanos son lo primero». Es a ellos, añadió, a los que se debe un partido, «no es propiedad de sus dirigentes, ni de sus afiliados». En un momento de la rueda de prensa Rosa Díez exhibió su carné de periodista para señalar que no lo iba a romper, dado que las siglas a las que ha pertenecido hasta ahora con «orgullo» van más allá de «la dirección presente». «Es una historia centenaria de hombres y mujeres que han dado lo mejor de su vida para defender las ideas de libertad, igualdad y progreso», aclaró. Rosa Díez tuvo palabras de cariño para los «compañeros y amigos» que deja en el PSOE y de disculpa para los militantes o votantes que se han podido sentir «molestos» por sus divergencias con la dirección del partido y el Gobierno.
   Con la mirada puesta en el futuro, indicó que se reincorporará a su puesto como funcionaria en la Administración y que trabajará «a tiempo completo» en la Plataforma Pro que promueve la creación de un nuevo partido. Sin confirmar si encabezará su candidatura en las generales de marzo, avanzó que la formación tiene vocación «nacional» y no nacerá para «disputar el voto» a nadie, sino para dar respuesta a quienes no se sienten representados por la actual oferta política. Quien habló del futuro papel de Rosa Díez fue Fernando Savater, quien consideró que la dirigente vasca será «un banderín de enganche» de la nueva iniciativa. El filósofo definió esta iniciativa como una formación que estará presidida por «el progresismo y la unidad» y en la que «cabrán todos».
   Según explicó Savater, no estuvo presente en la rueda de prensa en la que Díez anunció su salida del PSOE porque ella «tiene que explicar su propio camino y no necesita ayudas para eso».
   También quiso dejar claro que el nuevo partido estará por encima de los nombres. «No es el partido de Rosa Díez ni el mío ni el de nadie, el papel de Rosa igual que el mío es servir de banderín de enganche que oriente hacia dónde vamos a ir», proclamó. Ayer se conoció la noticia de que el presidente del Foro Ermua, Mikel Buesa, también se había sumado a la nueva formación política.
   Mientras, para el presidente del PP, Mariano Rajoy, la espantada de Díez evidencia «que el presidente del Gobierno no es una persona de fiar» y «que no sabe cuáles son sus proyectos de futuro ni qué es lo que quiere hacer con su país». Y mientras, desde la otra acera, la socialista, lejos de sentirse abandonados por Díez hay como una cierta sensación de alivio. Rajoy comentó que dentro de las filas socialistas hay personas que no tienen claro cuál es el proyecto de futuro de Zapatero «ni qué es lo que quiere hacer con el país». Así, recordó que el presidente del Gobierno «ha dicho que la nación, España, es un concepto discutido y discutible, y no cree que preservar y garantizar la igualdad de los españoles independientemente de su condición económica y social».

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s