UNIÓN DE NACIONES: ¿UTOPÍA O REALIDAD?

Por: Dr. Belisario Rodríguez Garibaldo

Abogado, Sociólogo, Periodista, Analista Político, Profesor y Escritor

Turquía (mayoría musulmana) ha solicitado su ingreso a la Unión Europea. Sin embargo más vinculo histórico puede tener Rusia, pues el centro del antiguo Imperio Ruso siempre fue occidental y europeo, mucho antes de la cristianización (ortodoxa). Sin embargo, la Unión Europea como federación de naciones europeas fue posible. El primero en vaticinar que algún día habría una Unión Europea, fue Winston Churchill, al abogar por unos ‘Estados Unidos de Europa’. Winston Churchill quien es considerado por los ciudadanos europeos como el más grande estadista europeo del siglo XX.  El mismo que se opuso de primero a los nazis de Hitler, el mismo que observó primero a los peligros de ‘la gran cortina de hierro que dividía a Europa’ (comunismo de Stalin). Por ello la necesaria labor de soñar en utopías, es siempre muy práctica y útil, pues los sueños de hoy bien pueden ser las realidades del mañana.

Primero fue la Comunidad Económica Europea, con libertad aduanera (comercio) y de fronteras (ciudadanos), que una vez cumplidos por años con los requisitos de cada nación hacia la convergencia de las nuevas legislaciones y marcos comunitarios, se convirtió entonces en la Unión Europea. Fue así como la Unión Europea asumió funciones y poderes confederados delegados por los Estados Nacionales Europeos, sin que estos dejaran de existir, manteniendo sus actuales gobiernos y leyes nacionales, pero en convergencia con las actuales legislaciones e instituciones comunitarias. Hoy la Unión Europea tiene una Constitución (Tratado de Maastricht), bandera común, moneda común (euro) emitida por un Banco Central Europeo, Himno europeo (Himno de la Alegría de la Quinta Sinfonía de Bethoven), un Parlamento Europeo (sede Estrasburgo), una Presidencia rotativa (sede Bruselas, capital de la Unión) con un Consejo Federado (Comisión Europea, con diversas Secretarias por áreas: Política Exterior y Defensa, Educación y Trabajo, Economía y Comercio, Innovación e Infraestructura, etc.), tiene un Tribunal Europeo de Justicia más un Consejo Europeo de Derechos Humanos, más un Tribunal Constitucional Europeo; además preparan la creación de una Fuerza Armada Europea Común (EUROFOR) que desplazara al dominio militar trasatlántico de la OTAN, demarcándose un tanto de los EE.UU. La Unión Europea existe como una realidad actual, sin fronteras para todos sus ciudadanos (con pasaporte común) y comercio entre sus pueblos (y no a la guerra entre los pueblos), sin controles migratorios ni aduanas.

Los Latinoamericanos (hijos subdesarrollados del pensamiento occidental) bien podemos seguir un ejemplo de integración similar, si el MERCOSUR y el Grupo Andino (hoy ambos integrados en la Unión Sudamericana), Centroamérica (SICA) y CARICOM (Caribe) más México, se integrasen todos en conjunto primero en una Comunidad Económica Latinoamericana, con libertad aduanera (comercio) y de fronteras (ciudadanos), que una vez cumplidos por años con los requisitos de cada nación hacia la convergencia de las nuevas legislaciones y marcos comunitarios, se pueda lograr a largo plazo convertirse en una Unión Latinoamericana. Muy bien establecida mediante una Constitución común aprobada por todos, un himno común y bandera común.  En cierta medida ya tenemos lenguas comunes (mayoría continental es español o portugués, mas francés, inglés y otras en el Caribe). Ya tenemos un Parlamento Latinoamericano, nos faltaría una Presidencia rotativa (con una capital, que bien puede ser Panamá, como quería Bolívar), más un Consejo Federado (con diversas Secretarias por áreas), con un Banco Central Común (emisor de moneda común; ya existe un Banco del Sur), Corte Latinoamericana de Justicia, más una Comisión de Derechos Humanos, más un Tribunal Constitucional, con una Fuerza Armada Latinoamericana común (que no demarque más al dominio del TIAR de EE.UU.). Es decir el sueño del Libertador Simón Bolívar, pero bien llevado a la práctica mediante la clara voluntad política de los estados latinoamericanos.

El modelo de integración europeo puede servir de marco referencial. La estructura actual existe (actuales organismos de integración), solo falta la debida voluntad de integración y apoyo general de esta idea de parte todos los Estados Nacionales Latinoamericanos (y de los actuales organismos existentes) sin hacer más distinciones políticas (e ideológicas), entre los diversos gobiernos de turno de cada país. Una Unión Latinoamericana que asuma funciones y poderes confederados delegados por los Estados Nacionales Latinoamericanos, sin que estos dejasen de existir, manteniendo sus actuales gobiernos y leyes nacionales, pero en convergencia con las nuevas legislaciones e instituciones comunitarias. Una América Latina unida, sin fronteras para todos sus ciudadanos (con pasaporte común) y comercio entre nuestros pueblos (y no a la guerra entre pueblos hermanos) que nos coadyuve juntos al desarrollo económico y social, sin controles migratorios ni aduanas. Soñar no cuesta nada, pero hacerlo ‘Es Posible’, salvo que Bolívar haya ‘arado en el mar’.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s