Gabriel García Márquez, Alejandro Magno y sus maestros

El Joven Gabriel García Márquez

El Joven Gabriel García Márquez

Próximamente se le hará una despedida al premio nobel de la literatura, el colombiano Gabriel García Márquez en México y también en Colombia, en la Catedral de Bogotá con el Requiem de Mozart; como dato curioso cuentan algunos medios de la televisión española que el gran escritor colombiano estudió en el Liceo Nacional de varones en Zipaquirá, donde sus maestros eran poetas y escritores. Uno de esos maestros, Carlos Julio Calderón descubrió en él su talento y lo estimuló para que cultivara su don, leyendo en un rincón con una vela a sus alumnos un capítulo de alguna obra colombiana o una obra de distintos autores del mundo. Gabriel García Márquez pretendía ser caricaturista y dibujante pero gracias a este ambiente que era realmente un centro literario recibió una formación e influencia que lo marcarían en su posterior formación como escritor.

Leyendo a los niños y adolescentes, compartiendo con ellos algún intercambio cultural, científico, lúdico no alcanzamos a calcular los efectos que se producen en su mente y lo que se puede ver reflejado en su futuro como adulto. La mejor manera de cambiar una sociedad, de progresar en algún sentido puede resultar más simple como efectiva con el conocimiento y la cultura.

En Austria según una reconocida bailarina con la que he tenido la oportunidad de conversar en un encuentro literario, me comentaba su experiencia en ese lugar del mundo, donde se puede encontrar una pantalla gigante, una exposición, un concierto, diferentes actividades que son gratuitas, así que sus ciudadanos se alimentan y crecen con esta influencia. Cómo es posible que la cultura sea tan costosa para la mayor parte de los ciudadanos en América Latina o en España y se promueva un alimento para la mente con comida chatarra, he ahí los resultados, la obesidad mental y los posteriores reflejos en las actitudes de algunas personas.

Recordando cómo la antigua Grecia influyó en toda una civilización de su tiempo, gracias a Alejandro Magno quien era hijo de Filipo de Macedonia, tuvo como su primer maestro a su padre, quien fuera un hombre fuerte militarmente, a los 13 años de su hijo, le colocó como tutor a Aristóteles y Alejandro se fascinó con esta cultura griega.

El joven Alejandro Magno

El joven Alejandro Magno

Alejandro tuvo la visión de llevar la cultura griega allí a donde iba, fue tal su influencia que gracias a él se constituyó la biblioteca de Alejandría, la mayor de su tiempo. Fundó setenta ciudades, una vez Roma dominó a Grecia, esta fascinó a los romanos quienes adoptaron su arquitectura, su arte, su conocimiento, luego con la evolución de la historia vemos cómo en los otros periodos después de Roma la cultura griega ha influido en el cristianismo, renacimiento, ilustración, humanismo, etc. hasta nuestros días, esto se debe a la fuerza, la intuición y el aprendizaje de este gran hombre, sin restar importancia a otros, pero definitivamente él fue vital para la expansión cultural de Grecia en el resto del mundo.

La voluntad es la fuerza motriz superior a cualquier otra, como bien lo decía Einstein; lo que ocurrió con Alejandro Magno, independientemente de sus estrategias militares, ambiciones o poder, le hizo un favor al mundo llevándole la cultura griega, pudo propagar el arte, las ideas, una forma de ver el mundo,  esa influencia fue fundamental para todo el crecimiento de la cultura humana en general desde entonces y hasta ahora persiste su influencia.

América Latina tiene un nobel que surgió de su pueblo, de sus raíces caribeñas, del llamado tercer mundo, de toda su experiencia en otros países como México o Francia cuando estuvo allí, con sus letras conquistó a todo el planeta, se comprueba que la solución es visible pero no la queremos ver por estar inmersos en la rutina, en los intereses mediáticos de quienes no aprecian el valor de la cultura.

Eduquemos a nuestros niños, a nuestros jóvenes, a nosotros mismos no sabemos cuándo surja un García Márquez y por qué no un Alejandro Magno de la cultura que enseñe a la humanidad que lo que engrandece al ser humano y perdura en el tiempo y el espacio es aquello que él ve pequeño y lo que lo hace miserable y lo atrasa en su progreso es aquello por lo que mata.

 Eugenia Castaño Bohórquez.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s